Laudatio del Prof. Dr. D. Ramón Zallo Elguezabal, a cargo del Prof. Dr. Luis A. Albornoz



Homenaje al profesor Ramón ZALLO | VIDEO: http://ciespaltv.org/index.php/video/ver/73

Estimados colegas investigadores de la asociación científica internacional Unión Latina de Economía, Política de la información, la Comunicación y la Cultura (ULEPICC); estimados trabajadoras y trabajadores del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal); participantes ecuatorianos y extranjeros; querido homenajeado, doctor Ramón Zallo:

Cerramos este histórico X Congreso internacional de la ULEPICC, que en esta ocasión estamos celebrando junto al VIII Encuentro Panamericano de Comunicación, con un acto especial: el homenaje a uno de los más destacados especialistas contemporáneos en materias de estructura, economía y políticas audiovisuales, culturales y comunicativas, el profesor Ramón Zallo Elguezabal.

En primer término, quiero agradecer la oportunidad que me brinda el actual equipo directivo de la ULEPICC al encomendarme la laudatio del profesor Zallo, pues, a través de mis palabras, confío en poder dar una dimensión del trabajo desarrollado por este investigador y ciudadano -en el sentido político de esta noción- que ha servido y sirve de inspiración a muchos investigadores del campo de la comunicación y la cultura.

Un breve repaso por la trayectoria del profesor Zallo –ya que sería un ejercicio demasiado extenso enumerar pormenorizadamente sus numerosos y destacados méritos académicos- me lleva a comentar que comenzó su educación formal en Bilbao y que es licenciado tanto en Economía (1970), por la Universidad Comercial de Deusto, como en Derecho (1971), por la Universidad Literaria de Deusto.

Más allá de su educación universitaria, el propio Zallo reconoce una formación paralela consistente en la “deconstrucción de las enseñanzas” recibidas en la universidad a través de “lecturas personales y alternativas”. Así, su dedicación y estudio lo llevan a conocer problemáticas y análisis que se hallaban fuera de las curricula universitarias como la teoría de la dependencia, la teoría del desarrollo o la crítica a la economía de mercado.
Por otra parte, en los años 70 del siglo pasado Zallo, en una España que vivía bajo la pesadilla del franquismo, va a desarrollar una activa militancia en contra de la opresión franquista. El mismo franquismo que a través de sus aliados -la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana- el 26 de abril de 1937 había bombardeado y destruido la villa de Guernica, en Vizacaya, donde Zallo nació. Su militancia lo llevó a sufrir en carne propia los rigores del franquismo.

Formación autodidacta y militancia política conforman un binomio clave en la educación intelectual de Ramón Zallo. Y van a marcar su vital actividad política y académica.

Ya en la convulsa década de 1970 Zallo da sus primeros pasos en el mundo laboral desempeñándose como responsable del departamento de Análisis Económicos en la División Empresarial de Caja Laboral Popular y para todo el Grupo Mondragón (1973-1974); es profesor contratado del IPES en San Sebastián, impartiendo las asignaturas “Economía política” y “Estructura económica” -el IPES era la  delegación entonces del Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona, vinculado al Obispado de Barcelona- (1975-1977); y es responsable de la revista teórica Comunismo. Revista de crítica marxista (Madrid, 1977-78).

Por esos años Zallo completa su formación universitaria con un Doctorado en Ciencias de la Información en la Universidad del País Vasco en 1987; casa de estudios en la que comenzó sus labores de docencia e investigación a partir del año 1978, alcanzando el Grado de Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en 1994.
Su voluminosa tesis doctoral -titulada “Fundamentos para una economía crítica de las industrias culturales. Los procesos de trabajo y de valoración” y dirigida por el profesor Enrique Bustamante- dará lugar a Economía de la comunicación y la cultura, un libro de 208 páginas publicado en Madrid por la editorial Akal en 1988, que se ha convertido en un clásico de la literatura sobre las relaciones entre economía y comunicación. Y en el cual se encuentra su profusamente citada definición de industrias culturales (Zallo, 1988: 26).

El libro Economía de la comunicación y la cultura coincide en el tiempo con la publicación, a cargo también de Akal, de la obra colectiva Las industrias culturales en España. Grupos multimedia y transnacionales a cargo de Bustamante y el propio Zallo, quien participa en el diseño de la investigación y en la co-escritura de la introducción y las conclusiones, además de la redacción del capítulo consagrado al sector publicitario. Se trata de una obra pionera en el análisis de la prensa periódica, la radio, la televisión, el cine, el vídeo, la edición fonográfica y de libros, y la publicidad atendiendo a los procesos de concentración empresarial y de transnacionalización de estas industrias. Esta obra, convertida en una referencia insoslayable, inspiró estudios similares en otras latitudes. Así lo testimonia, por ejemplo, el libro Industrias culturales en la Argentina: dimensión económica y políticas públicas (Buenos Aires: Colihue, 1995), escrito por Octavio Getino.

Meses más tarde Zallo publica El mercado de la cultura. Estructura económica y política de la comunicación (Gakoa, 1992) e inicia una prolífica producción científica que toma la forma de capítulos de libro y artículos en revistas como Telos, Zer, Revista Latina, Ad Comunica, etcétera.

Ya iniciado este siglo Zallo va a comenzar una nueva etapa al desempeñar funciones de Asesor de Cultura del Gobierno Vasco para temas de comunicación, audiovisual y cultura en las legislaturas 2002-2009. Será en palabras del homenajeado una “etapa muy fructífera” que le dará la oportunidad de pasar del campo de las ideas y las teorías a la praxis. Zallo será responsable de la redacción del Plan Vasco de la Cultura (2004-2005); y participará en la elaboración del Libro Blanco del Audiovisual de Euskadi (2003), en los contratos-programas de la Radio Televisión Vasca (Euskal Irrati Telebista, EITB); y de la puesta en marcha del Observatorio Vasco de la Cultura (2006). Asimismo asesorará al Gobierno, a través de  informes y redacciones normativas, en materia legislativa sobre las radios FM, la televisión digital terrestre local, el Consejo del Audiovisual y la financiación del audiovisual en el País Vasco.

Sus tareas de asesor van de la mano de la publicación de artículos en prensa y libros de análisis político, social o de cultura vasca, como “El país de los vascos: de los acontecimientos de Ermua al segundo Gobierno Ibarretxe” (Fundamentos, 2001) o “El pueblo vasco, hoy. Cultura, historia y sociedad en la era de la diversidad y del conocimiento” (Alberdania, 2007).

laudatio2

Una vez concluido su “aprendizaje sobre campo” Zallo retomará con energías recargadas sus tareas de investigación y reflexión sobre los fenómenos de la comunicación y la cultura, alumbrando sus obras más recientes: Estructuras de la comunicación y la cultura: políticas para la era digital, en 2011; y Tendencias en comunicación: cultura digital y poder, en 2016.

Sobre Estructuras de la comunicación y la cultura Enrique Bustamante ha escrito: “como una obra de reflexión de madurez intelectual pero también con el recorrido pragmático que solo da la política real, nace este libro que yo compararía, por su amplia temática y su ambición intelectual, con su primera obra Economía de la cultura y que, en cierta forma, representa una profunda revisión de aquel trabajo a la luz de los logros de la investigación de estos años pero también de los grandes cambios que la evolución social y las innovaciones tecnológicas, por este orden, han significado necesariamente en la cultura y la comunicación del siglo XXI” (Prólogo de E. Bustamante “Pensar la economía política de la cultura y la comunicación, hoy”, en Zallo, 2011: 14).

Finalmente, quiero destacar, asimismo, el compromiso de Ramón Zallo durante el transcurso de los últimos años con dos colectivos académicos: me refiero a la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura (ULEPICC) y a la Asociación Española de Investigación de la Comunicación (AE-IC).
Entre 2009 y 2012 presidió el capítulo español de la ULEPICC, período durante el cual se celebraron el III y IV Congreso ULEPICC-España en las universidades de Salamanca (2010) y Jaume I de Castellón (2012), respectivamente, y durante el cual tuvieron lugar pronunciamientos públicos sobre problemas que afectan a la comunicación y a la educación, como las declaraciones “RTVE: en defensa de un servicio público fuerte e independiente” (2011) o “Por una Universidad Pública autónoma, libre y de calidad” (2012). La Dra. María Trinidad García Leiva, quien formó parte de la junta directiva presidida por Zallo testimonia:

“Trabajar con Ramón ha sido, además de un honor, un auténtico placer. No sólo porque es un intelectual que ha inspirado e inspira a muchos de nosotros, sino porque es una persona con un profundo sentido de lo que significa el trabajo colectivo, el pro común. Desde ese lugar, tuvo la generosidad de acompañar un proyecto colectivo como el de ULEPICC-España, trabajando codo a codo con otras ‘generaciones, categorías y antigüedades’. Sabía que sería escuchado, pero prefirió escuchar más que hablar. Su figura y trabajo fueron fundamentales para consolidar un proyecto que necesitaba de buenas dosis de pragmatismo y ejecutividad. Ramón aportó todo y más, al no perder nunca la visión estratégica e histórica. Indudablemente es un hombre de teoría pero también de acción”.

Asimismo el Dr. Zallo, presidió durante 2010 y 2016 la sección ‘Estructura y políticas de la comunicación’ de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación (AE-IC). La Dra. Sagrario Beceiro, compañera de ULEPICC nacida en Galicia, quien acompañó las gestiones de Zallo desde la secretaría de la sección, destaca: “su cercanía personal y profesional, su sentido del humor -tan del Norte y que comprendo tan bien-, su carácter persistentemente inclusivo y dispuesto, sus ganas de ayudar, de conocer y explorar nuevos caminos en la investigación en comunicación, a sabiendas de que el futuro nos exige aunar viejas y nuevas perspectivas. Ramón siempre disfruta de la relación con los demás. Le he visto trabajar como el gran investigador que es, pero también como un ciudadano activo que escucha y respeta la opinión de los otros, al mismo tiempo que defiende su visión y valores con pasión y firmeza. La investigación es evidentemente su punto fuerte, pero su civismo se me antoja igual de importante y está presente en toda su obra. Creo que Ramón ha conseguido mostrarnos una parte de lo que es o lo que podría ser el bien común y, por lo tanto, un excelente punto de partida para todos nosotros”.

Estimadas y estimados colegas, por todo lo aquí reseñado y por los años de trabajo y amistad que unen a varios de los aquí hoy presentes con el homenajeado, se justifica ampliamente que la asociación científica internacional Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura (ULEPICC) premie la trayectoria y méritos académicos del doctor Ramón Zallo en este acto.

Como integrantes de ULEPICC, deseamos, querido compañero Ramón, seguir contando con su valiosa presencia, renovar las colaboraciones y concebir nuevos proyectos que sirvan para realizar la utopía de un sector audiovisual de calidad al servicio de la democratización de la comunicación y la cultura.

Muchas gracias.